COPRISCAM REALIZA SUPERVISIÓN EN EL RASTRO MUNICIPAL EN SAN FRANCISCO DE CAMPECHE

El Rastro Municipal normalizó sus operaciones luego de realizar las primeras acciones de limpieza e higiene para garantizar que los procesos de sacrificio se realicen en las condiciones que exige la norma sanitaria, y recibió la visita de rutina de los inspectores de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Copriscam), quienes entregaron las observaciones que deberán ser subsanadas en el tiempo que esta autoridad determine.

Así lo informó el Subdirector del Rastro Municipal, José Ángel Pérez Herrera, quien agregó que una de las primeras medidas que tomó la nueva administración municipal fue la contratación de un Médico Veterinario Zootecnista calificado para la labor que se realiza en el rastro, y no admitir la entrada de ningún animal muerto, práctica que el anterior encargado del matadero permitía indebidamente.

Dijo que el MVZ Víctor Garay Huchin cuenta con registro certificado para el manejo de rumiantes, registro por Sagarpa de manejo de medicamentos, y cursos de capacitación de rastros, y certificado en registros sanitarios.

Apuntó que se trabaja en el área sanitaria, se instalarán nuevas puertas para que  el rastro quede hermético, libre de contaminantes externos y además se va a trabajar de inmediato en las bitácoras que se deben de llevar para los registros de las actividades que se están realizando: mantenimiento, limpieza, sanidad, todo tiene que estar documentado, y esa labor nunca se hizo, ahorita vamos a implementar esos procedimientos para asegurar que todo esté en orden.

Informó que los horarios del rastro son, para introducción de animales de 7 de la mañana a 6 de la tarde. Sacrificio de animales bovinos de 12 a 4 de la tarde, y porcinos de 5 de la tarde a 9 de la noche, todos los días de la semana.

El Rastro Municipal cuenta con 60 personas laborando en dos turnos.

VISITA DE COPRISCAM

Por otro lado indicó que este viernes se recibió la visita de rutina de personal de la Copriscam, quienes realizaron un recorrido por todas las instalaciones para realizar las observaciones al encargado.

Dijo que se trata de una inspección de rutina que se le hace a los rastros para verificar que estén cumpliendo con la normatividad que exige la Secretaría de Salud, tras la cual se anotan las anomalías detectadas y las recomendaciones para subsanarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.