24 octubre 2020

ALICIA MARIBEL CHE MOO, LA REINA DEL JUDO CAMPECHANO, TERMINA SU CICLO EN OLIMPIADAS NACIONALES

Cuando se habla del judo en Campeche, sin duda el primer nombre que surge es el de la champotonera Alicia Maribel Che Moo, originaria de la comunidad de Arellano, quien en diciembre de 2008 fue captada como talento y apenas tres meses después ganaba su primer medalla de oro en una Olimpiada Nacional, lo que la convirtió desde entonces en la auténtica reina del judo en el Estado.

Una vida dedicada al judo le ha valido ganar 8 medallas de oro y dos de bronce en Olimpiadas Nacionales y recientemente en el Nacional Juvenil, pero dentro de todos esos logros también tiene participaciones importantes en Juegos Panamericanos Infantiles y Juveniles en Brasil, Panamá, Argentina, México, además de otros eventos de talla internacionales.

Todos esos logros, a mitad de su prolífica carrera le valieron recibir reconocimientos importantes, como el Premio Nacional de la Mujer que otorga la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) y en el 2014, el Gobierno del Estado, en reconocimiento a sus múltiples logros, le construyó una casa con todos los servicios en su comunidad.

 

JORGE LUIS ATENCIO RAMÍREZ, SU ÚNICO ENTRENADOR

 

Desde su llegada al Centro de Desarrollo de Talentos a Campeche en aquel lejano 2008, su único instructor ha sido el cubano Jorge Luis Atencio Ramírez, quien con base a un trabajo limpio, estricto, de mucho respeto pudo salir avante, sus logros son clara muestra y ella sabe agradecer ese gesto de su mentor deportivo; “siempre ha estado a mi lado, en las buenas y en las malas, él me levantó cuando por primera vez perdía el invicto en OIimpiadas Nacionales, fueron dos años seguidos en los que coseché medallas de bronce después de seis años consecutivos entregando oro a mi querido Estado”, dice la menudita judoka.

En el año 2009, apenas un año después de haber llegado a Campeche, era nombrada Deportista del Año, por encima de otros grandes deportistas de aquella época, sin embargo sus logros nacionales e internacionales le fueron suficientes para ser la deportista que encabezara el desfile conmemorativo del 20 de Noviembre y recibir un reconocimiento por parte de la CONADE, del Gobierno del Estado, que además hizo entrega de un monto económico.

A partir de esos años ella fue llamada constantemente a la selección nacional, donde logró medalla de plata en Argentina en los Juegos Panamericanos; participó en la Copa de Judo en Copa, con un primer lugar.

Pero aún dentro de su más baja producción ella siguió dando preseas al Estado, se mantuvo a nivel para ser llamada de nuevo a la selección nacional juvenil y en el 2015, tuvo participación en el Juegos Centroamericanos de la Juventud en Panamá donde logró medalla de plata para nuestro país.

Asimismo, las veces que fue convocada en los torneos clasificatorios para eventos internacionales, en todos salió como la campeona, tales como los Juegos Panamericanos, Centroamericanos y el Nacional “Daniel Flores Hernández”, donde participa lo mejor de México en este deporte.

 

EL MENSAJE DE SU HERMANO LA MARCÓ

 

Aún fresca en su memora tiene las palabras de despedida de su hermano mayor cuando fue detectada como talento en noviembre de 2008: “si fuiste seleccionada, es momento de demostrarlo, no te quiero ver acá derrotada, quiero verte siempre entre las mejores, lucha, tú eres fuerte y nuestros padres saben que ese sacrificio de dejarte libre va a tener su recompensa; te advierto que si retornas derrotada acá te espera el rancho, a ordeñar vacas, a arrear ganado, darle de comer a nuestros animales, eso es lo que te espera, así que lucha por tus sueños”.

Ese mensaje aún lo tiene presente Alicia Maribel, quien a lo largo de estos años se ha convertido en ejemplo a seguir por parte de sus compañeros de gimnasio y de la comunidad deportiva en general, pues ha destacado no solamente en lo deportivo, sino que lo ha logrado en lo académico, donde salió con todos los honores en Escuela Secundaria, la Preparatoria y ahora, con un historial limpio, está lista para iniciar su camino en busca de un título universitario, hacer carrera.

Podría decirse que es un don que Dios me dio, nací para el judo, pues muchos no entienden cómo es que con apenas tres meses de haberme iniciado en este difícil deporte gané mi primera medalla de oro en Olimpiadas Nacionales, pero además fui llamada a la selección infantil para participar en mis primeros Juegos Panamericanos y Centroamericanos y al año siguiente, con mi segunda medalla de oro en Olimpiadas, me nombraron Deportista del Año, a partir de ahí todo fueron dulces victorias, cosa que hasta la fecha saboreo, pues pocas, muy pocas personas pueden presumir mis números, añade la chaparrita Alicia Maribel Che Moo, orgullo del Municipio de Champotón y de Campeche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.