MAXIMILIANO BALAM NAAL, UN REFERENTE DE LA HALTEROFILIA EN CAMPECHE

Desde el mes de agosto de 2010 que hizo su arribo al Centro de Desarrollo de Talentos instalado en el Municipio de Calkiní, el hecelchakanense Maximiliano Balam Naal se ha convertido en una máquina de ganar medallas en Olimpiadas Estatales, Regionales, Nacionales, y también en eventos internacionales, además de ser constantemente convocado a selecciones nacionales; un referente de la halterofilia en Campeche que este 2018 vivió su última Olimpiada Nacional, pero que se mantiene como seleccionado nacional.

Una generación de fuertes aspirantes a medallas, donde este fornido jovencito en su debut en Olimpiadas Nacionales lo hizo ganando tres medallas de oro, en Mérida, Yucatán; bajo cargo del entrenador Moisés Guzmán Abreu, quien fue precisamente el que lo captó durante el Programa Estatal en una escuela de su natal Hecelchakán. En el 2012, en la Olimpiada Nacional que se realizó en Irapuato, Guanajuato, se colgó una medalla de oro y dos de plata.

En el 2013 llegó al Centro Estatal de Alto Rendimiento (CEDAR) en la ciudad de San Francisco de Campeche, donde comenzó a entrenar con el cubano Jorge Pérez, y ese mismo año despegó nuevamente con 3 medallas de oro en la Olimpiada Nacional; de paso Maximiliano Balam se ganó el derecho a representar a México en el Panamericano que fue en ese mismo año en Luisiana, Estados Unidos, donde ganó 3 medallas platas y enseguida quedó integrado a la selección nacional y al Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) por primera vez.

En el 2014 decidió regresar a Campeche, y empezó a entrenar con Javier Tamayo Torres, donde, debido a que quiso aventurarse en los 69 kilogramos, ese año solo logró una medalla de bronce, tomando en cuenta que era su primer año en la categoría, no le fue nada mal.

En el 2015, debido a que mejoró su rendimiento personal, se reincorpora a la selección nacional, pero esta vez en el Comité Olímpico Mexicano; en ese año primero dio la marca para el Mundial Sub17 que se celebró en Lima, Perú, en donde se ubicó en el séptimo lugar; un mes después, en la Olimpiada Nacional ganó una medalla de oro, una de plata y una bronce.

En septiembre del mismo año compitió en el Panamericano Sub17 en San Luis Potosí, donde ganó 3 medallas de bronce; todos estos logros entrenando con Javier Tamayo Torres.

En el 2016 regresó al CEDAR en Campeche y logró ganar la Olimpiada Nacional con 2 oros y 1 bronce.

Para el 2017 ganó el Nacional Juvenil con 2 oros y 1 plata; días después fue al Mundial Sub20 celebrado en Tokyo, Japón y se ubicó en onceavo lugar general; un mes después compitió en el Panamericano de Mayores en Miami, Estados Unidos, donde se ubicó en sexto lugar.

Debido a sus múltiples logros personales, ese mismo año ganó el Premio Estatal del Deporte; cabe mencionar que en el 2015 también fue postulado, pero sin éxito; en noviembre del 2017 regresó al CNAR para ser parte de la selección nacional.

Como podrá observarse, es un deportista nato, con excelentes condiciones fisicoatléticas, que casi no ha tenido lesiones fuertes, pues sabe llevar las indicaciones, tanto de los entrenadores como de fisiatras y médicos que lo atienden casi todos los días.

 

SE DESPIDE EN ESTE 2018 CON TRES MEDALLAS

 

En este 2018, en lo que fue su última Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil, se despidió con 2 medallas de plata y una de bronce, lo que habla de un palmarés amplio, impresionante para cualquier deportista que todos los días lucha por superarse, tanto en lo deportivo como académicamente.

Este destacado deportista, se caracteriza por ser alegre, jovial, de mantener siempre una sonrisa amplia, franca, de saludo fuerte y amistad sincera, pues no hay atleta que no lo salude a su paso en el gimnasio.

Sus constantes viajes a la capital del país y con la selección nacional, le han valido granjearse muchas amistades, sobre todo en el CNAR, donde conoce a gente de casi todo el país, y también a entrenadores, nutriólogas, fisiatras, con los que mantiene relación cercana.

Dentro de otros logros alcanzados, el fornido pesista asistió a dos campamentos en el lejano país de China, donde seleccionados mexicanos fueron convocados por la Federación; el primero fue en Futzuo, Shanghai en el 2013 y el segundo en Shanghai, en el 2015.

También participó en campamentos hechos por Campeche en Guatemala en el 2013, Cuba en el 2014 y nuevamente en Cuba en el 2017. En el 2013 tomó entrenamientos búlgaros con Konstantin Darov, en el CNAR; en el 2015, rutina china con Xing Rui Feng y actualmente lleva rutina china con el mismo Xing.

En otros logros personales, este joven talento ganó el Mérito Ciudadano en su Municipio, Hecelchakán en el 2016, y en el 2017 ganó el Premio al Mejor Levantador de la Región.

Un verdadero líder en lo que respecta a ganar medallas, tanto locales, regionales, nacionales como internacionales, quien este mes de mayo se despidió de Olimpiadas Nacionales y Nacionales Juveniles, sin embargo, por ser parte del seleccionado mexicano, afirma se mantendrá en los entrenamientos y ya está en pláticas para trasladarse a la Ciudad de México, o donde sea llamado, pues afirma que esto apenas empieza en su largo caminar dentro de la disciplina del levantamiento de pesas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.